VINO TINTO Dieta Vino y Jamón

El vino es una cosa maravillosamente apropiada para el hombre si, en tanto en la salud como en la enfermedad, se administra con tino y justa medida”.

-Hipócrates-

 

Desde la famosa Paradoja Francesa en 1991, el vino tinto se ha convertido en una emblemática bebida, referente de la dieta de corte mediterráneo, añadiendo los cada vez más numerosos estudios que lo desvelan como un alimento fundamental, dentro de una alimentación saludable, para prevenir numerosas enfermedades muy frecuentes en la actualidad, siempre y cuando su consumo sea moderado.

.

dieta vino y jamon descargar 4 semanas

.

dieta vino y jamon composicionCOMPOSICIÓN DEL VINO y La Dieta Vino y Jamón

El vino es muchísimo más que agua y alcohol, se han encontrado más de 600 sustancias que provienen directamente de la propia uva. A continuación desglosamos los principales componentes, ordenados de mayor a menos presencia:

  1. Entre el 80% y el 85% es agua
  2. Alcohol procedente de la fermentación de los azúcares
  3. Glicerina, que aporta cuerpo y consistencia
  4. Fibra a partir de la maceración del mosto con las pieles de la uva en el caso de los vinos tintos.
  5. Una pequeña cantidad de azúcar.
  6. Minerales absorbidos a través de las raíces de la vid. Tales como potasio, calcio y magnesio.
  7. Taninos. Aportan la aspereza y su factor astringente.
  8. Los 8 aminoácidos esenciales.
  9. Gran cantidad de vitaminas hidrosolubles como la B1, B2, B5, B6 y Nicotinamida. Y en menor cantidad vitamina C, B12 y ácido fólico.
  10. El flavonoide conocido como Resveratrol, muy presente en la piel de la uva tinta, y con demostradas propiedades antioxidantes.

El grado de acidez del vino es de un pH en torno a 3, muy similar a los jugos gástricos del estómago, siendo por ello una bebida idónea para acompañar a los alimentos.

.

dieta vino y jamon Ruben Bravo¿PORQUÉ La Dieta Vino y Jamón RECOMIENDA VINO TINTO Y NO BLANCO O ROSADO?

La respuesta clara se encuentra en el flavonoide conocido como el Resveratrol (trans-3,5,4′ trihidroxiestilbeno) cuya acumulación principal se encuentra en la piel de las uvas, siendo los vinos que realizan una larga maceración de sus hollejos con los mostos durante el proceso de fermentación los que más ricos son en éste compuesto, que puede llegar hasta diez veces más en los vinos tintos que en la mayoría de los blancos.

Y dentro de los vinos tintos aquellos que están elaborados con las variedades de uvas señaladas en la siguiente tabla, pues su concentración en Resveratrol es superior a otras uvas. VINOS Y UVAS RECOMENDADAS EN La Dieta Vino y Jamón:

 

Variedades de uvas y su concentración en Resveratrol (mg por litro)

Pinot Noir 6,25 mg/l
Merlot 5,05 mg/l
Tempranillo de La Rioja 4,14 mg/l
Tempranillo del Penedés 3,50 mg/l
Garnacha 2,86 mg/l
Cabernet Sauvignon 2,71 mg/l

.

dieta vino y jamon marques vargasEs por ello que para beneficiarnos al máximo de las bondades que nos otorga el vino tinto, deberíamos elegir aquellos que están compuestos por una o varias de estas uvas con mayores concentraciones de Resveratrol y que en su maridaje encajen a la perfección con el jamón ibérico, como por ejemplo estos vinos recomendados en la Dieta Vino y Jamón:

  • El Marques de Vargas Reserva Privada 2009. Elaborado con 70% de Tempranillo, 5% de Mazuelo, 5% de Garnacha y 20% de otras variedades, donde después de la fermentación de 11 días se realizan remontados diarios con los hollejos durante 14 días más, asegurando una concentración de Resveratrol muy elevada.
  • El Marques de Vargas Rerserva 2010. Elaborado con las variedades Tempranillo al 75%, Mazuelo al 10%, un 5% de Garnacha y un 10% de otras uvas, con remontados y bazuqueos diarios y maceraciones largas de un periodo de 12 días. El maridaje recomendado es un buen solomillo de ternera al punto con una buena guarnición de espinacas, un plato que cataremos sin problemas en los menús propuestos en la Dieta del Vino y el Jamón.
  • Conde de San Cristóbal 2012. Un crianza de 12 a 14 meses elaborado con un 80% de Tinto Fino, un 10% de Cabernet de Sauvignon y un 10% de la variedad Merlot, y una maceración con las pastas que dura entre 15 a 20 días. Un gran vino repleto de antioxidantes y al alcance de todos los bolsillos.

 

VINO TINTO CON MODERACIÓN. ALIMENTO SALUDABLE en La Dieta Vino y Jamón

Cada año desde la Paradoja Francesa, aparecen nuevos estudios clínicos que nos señalan los posibles efectos que el consumo moderado y diario de vino tinto puede representar para nuestra salud tanto a corto como a largo plazo, principalmente debido a este potente antioxidante conocido como Resveratrol. A continuación os detallo algunos de estas investigaciones.

.

dieta vino y jamon antidepresionEl vino tinto como antidepresivo y ansiolítico. RECOPILACIÓN Dieta Vino y Jamón

Una afirmación que realiza el catedrático de Psiquiatría de la Universidad Complutense de Madrid, D. Enrique Rojas y presidente de la Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición; “el vino tiene efectos beneficiosos desde el punto de vista físico y psicológico tomado con moderación; una o dos copas diarias de un vino de calidad, de entre 11 y 13 grados”, calificándolo de “antidepresivo”, siendo un normalizador de la tensión arterial por lo que “es un elevador del tono vital porque actúa sobre el ciclo metabólico del azúcar y los neurotransmisores cerebrales: la serotonina, la dopamina y la adrenalina”.

“El vino es un estimulante con efecto ansiolítico” subraya Rojas, ya que disuelve las tensiones emocionales sin olvidar que produce “un aumento de la capacidad de comunicación y de pensamiento”.

El Dr. Fernando Jiménez, autor del interesante libro divulgativo: Doctor, ¿puedo beber vino?, considera que el vino es el primer ansiolítico natural, empleado por sus propiedades euforizantes, estimulantes y desinhibitorias. Aunque, a modo de conclusión, quiere recalcar que en grandes dosis su efecto es el contrario por su acción depresiva.

 .

dieta vino y jamon insomnioEl vino tinto contra el insomnio. RECOPILACIÓN Dieta Vino y Jamón

Un vaso de vino antes de acostarse ayuda a conciliar el sueño debido a su aporte de alcoholes superiores y al aporte de magnesio, cobre, hierro iónico, calcio y cinc, sobre todo durante la primera mitad de la noche, comenzando la sensación de somnolencia a partir de una hora posterior a la ingesta.

 

.

dieta vino y jamon alzheimerEl vino tinto como prevención contra el deterioro cognitivo, la demencia senil y la enfermedad de Alzheimer. RECOPILACIÓN Dieta Vino y Jamón

En el conocido estudio realizado por el Instituto de Medicina Preventiva de Copenhague, Dinamarca, descubrieron que el consumo semanal de vino se asocia a un menor riesgo de demencia, al contrario que ocurre con los bebedores de cerveza en su país, que corren un mayor riesgo de desarrollarla.

El vino puede proteger contra la enfermedad de Alzheimer, debido a los polifenoles, especialmente del tinto.

El profesor Orgogozo citado anteriormente, realizó un estudio sobre 3.777 franceses mayores de 65 años, con un 44% de abstemios y resto prácticamente consumidores habituales de vino. Tres años después 99 sujetos desarrollaron demencia senil, 66 de ellos con enfermedad de Alzheimer, de estos fueron:

  • Un 4,9% del total de los abstemious
  • Un 5,1% de los bebedores de vino tinto ligeros u ocasionales
  • Un 0,9 de los bebedores de vino tinto moderados
  • Un 1,6% de los bebedores importantes (más de 5 vasos al día o +500cc/día).

 .

 

dieta vino y jamon corazonEl vino tinto y sus efectos sobre la salud cardiovascular. RECOPILACIÓN Dieta Vino y Jamón

  • La Paradoja Francesa de los años noventa

Como comentaba anteriormente, los estudios macropoblacionales que desencadenaron lo que se conoció como la Paradoja Francesa en los años noventa, se hizo presente en el programa 60 minutos de la cadena estadounidense CBS, donde los científicos Serge Renaud (francés de la Universidad de Burdeos), y el norteamericano Ellison, afirmaron que la menor mortalidad cardiovascular de los franceses con respecto a otros países como los EEUU se debía principalmente al consumo diario de vino tinto en las comidas.

La Paradoja se producía pues los franceses seguían una dieta rica en grasas saturadas como abundante queso, mantequilla, foie gras… que deberían producir una posición elevada en el ranking mundial de países con alto nivel de mortalidad por fallo cardiovascular, en cambio se encontraba en la penúltima posición, siendo Japón el país con menos fallecimientos.

  • Algunos estudios y afirmaciones científicas que destacamos en la Dieta Vino y Jamón

Centro Médico Beth Israel Deaconess de Boston (Massachusetts, EEUU). Publicaron un artículo en la revista Jorunal of the American Medical Association donde afirmaban que el consumo moderado de vino tinto no sólo ayuda a prevenir las enfermedades cardíacas, sino que también disminuye el riesgo en las personas que ya han sufrido un episodio de ataque al corazón.

Congreso Vinsalud del 2002 celebrado en Santiago de Chile. Reunió expertos de 22 países, consideraron que el vino tinto ayudaba a prevenir los problemas de corazón. Serge Renaud expuso en el congreso un trabajo realizado en Francia sobre 36.000 personas, donde demostraba que las personas que tomaban vino tinto de forma regular, incluyendo los que tenían altos niveles de colesterol, reducían su riesgo de muerte por episodio cardiovascular entre un 30% y un 40%.

La Dra. María Donati de la Universidad Católica de Campobasso en Italia, presentó los resultados de un meta-análisis de 26 estudios donde demostraba que el consumo moderado de vino tinto reducía en un 32% el riesgo de sufrir enfermedades coronarias.

 .

dieta vino y jamon cerebro vascularEl vino tinto y los accidentes cerebrovasculares. RECOPILACIÓN Dieta Vino y Jamón

Varios estudios nos confirman que el consumo excesivo de alcohol (incluyendo en vino tinto), aumenta de forma exponencial las probabilidades de sufrir diferentes enfermedades, en especial accidentes coronarios o cerebrovasculares. ¿Entonces dónde está el límite?.

El profesor Orgogozo del Hospital Pellegrin de Burdeos, presentó una serie de conclusiones que establecían una relación causa-efecto entre alcoholismo y hemorragia cerebral, concretamente en el Programa Cardíaco de Honolulu, donde el riesgo de hemorragia cerebral se multiplicaba por cuatro en grandes bebedores (más de 5 copas de vino al día), pero también observaron que en consumo moderado había una disminución considerable de estos accidentes cerebrovasculares.

Conclusión. El consumo moderado de vino tinto puede ser un gran aliado frente a varias patologías, pero si excedemos su consumo, todas esas ayudas se tornan en efectos nocivos. El grupo de científicos de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore en EEUU establecieron en 2-3 copas diarias el consumo adecuado para ayudarnos a reducir el riesgo de sufrir un derrame.

DESDE EL EQUIPO DE La Dieta Vino y Jamón recomendamos un consumo moderado de 1 copa de vino tinto en el caso de las mujeres, y hasta 2 copas de vino tinto en el caso de los hombres, para estos últimos, 1 copa en la comida y una segunda copa en la cena.

 .

dieta vino y jamon colesterolEl vino tinto y colesterol. RECOPILACIÓN Dieta Vino y Jamón

El Dr. Bertrand Perret del Instituto Nacional de la Salud y de la Investigación Médica (INSERM) de Toulouse en Francia, publicó un estudio titulado “Alcoholismo: Investigación clínica y experimental”, donde observaron que los bebedores moderados y habituales de vino tinto aumentaban sus niveles de colesterol HDL (bueno), asociándolo directamente al enriquecimiento de partículas HDL en fosfolípidos poli-insaturados en concreto Omega 3, resultando un beneficio contra enfermedades cardiovasculares. Los mejores resultados se obtuvieron en los hombres que consumían 3 copas de vino tinto al día.

 .dieta vino y jamon declaracion rioja

Los 10 puntos claves de la Declaración de La Rioja. Compartidos por la Dieta Vino y Jamón

  1. El vino es un alimento que forma parte de la cultura tradicional de los países mediterráneos. Los clásicos griegos ya presentan la cultura del vino como característica representativa de los pueblos agricultores civilizados.
  2. La viña configura un paisaje característico y perfectamente integrado en el medio natural y tiene una importancia capital en el mantenimiento del medio ambiente, especialmente en la protección del suelo frente a los procesos erosivos. La viña ofrece un doble beneficio medioambiental en la lucha contra el cambio climático: es fuente de oxígeno y absorbente de los gases de efecto invernadero.
  3. El cultivo de la viña y la elaboración del vino ha generado en cada territorio una arquitectura que ha configurado un paisaje singular, tanto rural como urbano.
  4. Numerosos estudios científicos han demostrado los beneficios para la salud del consumo moderado de vino. Tomar vino con moderación es saludable e incluso recomendable en adultos sanos.
  5. Practicar la abstención en caso de enfermedad, embarazo o trastorno psíquico y en caso de tomar fármacos o sedantes.
  6. Transmitir la cultura del vino en el entorno familiar y social de forma que se aprenda a consumirlo de manera moderada y responsable.
  7. Los encantos del vino se encuentran en los matices cromáticos y en los aromas. Beber mucho o beber deprisa disminuye el placer de degustarlo. Tomarlo despacio permite saborearlo con los cinco sentidos.
  8. El vino está hecho para acompañar las comidas, y una buena comida, para que la acompañe un vino.
  9. El consumo de vino es un acto social, y por este motivo hace falta compartirlo para poder disfrutar de toda su complejidad.
  10. Armonizar vino con alimentos, así como vino con oportunidades, es un arte.

dieta vino y jamon certificada IMEO

dieta vino y jamon global health premium